martes, 21 de julio de 2015

Roncesvalles, de la nada a todo en 38 años

“Es el fin de la hospitalidad del monasterio de Roncesvalles, uno de los más grandes hospicios para peregrinos de la Edad Media. Errando por edificios arruinados, acabamos por echarle la mano a un canónigo. ¡Más lejos! ¡Iros a secar a otro lado!" Esto lo escriben los escritores y periodistas Baget y Gugend en 1977. Cuánto a cambiado Roncesvalles hasta volver a convertirse en el hito monumental y espiritual que fue. Y cada día más, con esta buena noticia de la aportación económica del 1,5% Cultural.

Parte del conjunto monumental de Roncesvalles. Foto: Carlos Mencos